miércoles, 22 de marzo de 2017

RENACIMIENTO EN ESPAÑA. CONTEXTO HISTÓRICO



RENACIMIENTO. ESPAÑA: Contexto Histórico


El Renacimiento español va intrínsecamente unido a los logros políticos del reinado de los reyes Católicos: establecimiento de las bases del Imperio, la unidad política peninsular, el fin del poder islámico y el patronato regio hacia las obras de arte y la cultura.


El humanismo fue gestándose en Castilla ya desde el siglo XII -recordemos la Escuela de Traductores de Toledo, fundada por Alfonso X el Sabio-, pero es a fines del siglo XV cuando alcanza su pleno esplendor. Los mecenas, en su mayoría pertenecientes a las familias nobiliarias más antiguas, rivalizan por construir los monumentos más hermosos, contar con los artistas más destacados -y subvencionarles sus viajes a Italia- y, sobre todo, por coleccionar obras de arte pertenecientes a muy diversos períodos. 

El ejemplo más significativo serán los Mendoza, familia fiel a la monarquía de los Reyes Católicos, amante del mundo clásico, coleccionista y bibliófila, que rivalizará con otros antiguos linajes -Fonseca, Dávila- en el patronato constructivo y en tener a su servicio a importantes artistas a quienes cabe atribuir la introducción de las formas renacentistas italianas en nuestro arte.

Junto a los nobles, los grandes promotores del Arte en España fueron los reyes, quienes, una vez centralizado el poder, disponían de mayores recursos: Isabel y Fernando construyeron los hospitales reales de Santiago, Toledo y Granada; el emperador Carlos favoreció especialmente a esta última ciudad continuando las obras de la catedral y construyendo el palacio de la Alhambra, verdadero ejemplo de arquitectura italiana, y Felipe II, cuyos gustos artísticos se vinculan al último período renacentista en Italia: la arquitectura de Serlio y Vignola -que influirá en El Escorial- y la pintura de Miguel Ángel y los venecianos.


En la arquitectura se producirá una hispanización de las formas italianas, que se refleja en:
a) La ruptura con las formas góticas e hispano musulmanas del período de los Reyes Católicos.
b) La traducción de las obras de Vitrubio.
c) Los viajes a Roma para conocer de forma directa las ruinas de la Antigüedad.
d) La adaptación a los gustos y exigencias de los mecenas, que veían en la arquitectura el medio perfecto para exaltar su poder personal y su individualismo.

Felipe II
                                                                 Carlos V


En el último tercio del siglo XVI, durante el reinado de Felipe II, irrumpen en el Arte el Manierismo y las representaciones de la Contrarreforma. La cultura española parece “cerrarse” en sí misma y asimilar los logros e influencias de etapas anteriores: el misticismo invade la Literatura y el Arte que se despoja de los elementos ornamentales y tiende a unas líneas más severas y a una gran pureza de formas frente al decorativismo del último Gótico y de los primeros tiempos del Renacimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario